European Property Federation

EPF logo

Defensa de los intereses sectoriales

La defensa de los intereses sectoriales ante la UE incluye el seguimiento de la legislación, asesoramiento estratégico, intervención ante las autoridades de la UE, financiación, ayudas públicas, etc. para empresas u organizaciones nacionales, europeas o internacionales.

La defensa de los intereses sectoriales es una de las formas en que el proceso democrático hace que los ciudadanos puedan ejercer el derecho de petición ante las autoridades al facilitar la interacción entre los elementos organizados de la sociedad -organizaciones no gubernamentales, empresas y asociaciones sectoriales- y los legisladores, y les permite ofrecer conocimientos técnicos especializados y expresar sus aspiraciones y objeciones, a fin de que la legislación tenga en cuenta finalmente sus necesidades.

Los legisladores deben conocer bien los sectores de la sociedad que regulan, algo que solo es posible mediante el contacto con dirigentes empresariales y de otro tipo en el momento y de la forma adecuados. MacBrien Cuper Isnard facilita el diálogo con las autoridades de la UE y colabora con sus clientes para concebir y llevar a cabo una campaña completa de defensa de sus intereses adaptada a todas las fases del proceso legislativo. El orden seguido es el siguiente:

  • detectar y analizar las propuestas legislativas de la UE;

  • redactar enmiendas;

  • preparar el terreno para la intervención de los representantes de las empresas en el momento y ante las personas adecuadas y de una manera correcta y adaptada tanto a los legisladores como a los funcionarios;

  • velar por que las mejoras obtenidas a escala de la UE no se pierdan durante la transposición de la Directiva europea a la legislación nacional de los Estados miembros de la UE.

Se incluyen, en particular, servicios para ayudar a conocer y comprender las iniciativas legislativas de la UE, incluido el análisis de los textos legislativos preparatorios, un asesoramiento estratégico y la organización de asociaciones para la defensa de intereses comunes.

Las actividades del gabinete se basan en un conocimiento exhaustivo de los expedientes y un intercambio periódico de información con todos los actores participantes (políticos o técnicos).