European Property Federation

EPF logo

La empresa

Capacidades para el proceso de formulación de políticas más exigente del mundo

MacBrien Cuper Isnard es un gabinete de asuntos europeos fundoda en 1994 en Bruselas. Ofrece dos servicios interrelacionados a escala de la UE: defensa de intereses sectoriales y asesoramiento en materia de gestión para federaciones sectoriales:

  • gestión de estrategias y procesos a lo largo del legislativo;

  • asesoramiento y asistencia para crear nuevas asociaciones europeas y mejorar los resultados de las ya existentes.

En los últimos veinte años, MacBrien Cuper Isnard ha sido clave para que uno de los principales sectores europeos -el inmobiliario- alcanzara sus máximos objetivos en el marco de las políticas europeas. La empresa ha ayudado a sus clientes a constituir o refundar federaciones que se han convertido en interlocutores apreciados de las instituciones europeas, incluidos los gobiernos nacionales. Sus logros en los numerosos ámbitos relacionados con el sector inmobiliario han pasado a formar parte del acervo comunitario, es decir, del corpus de la ley europea.

Este es el fundamento de la experiencia de la empresa en la mitad de los ámbitos políticos en los que la UE tiene competencias. En todos estos ámbitos, la empresa ha ayudado a sus clientes a aprovechar todas las oportunidades que ofrecen las diferentes instituciones de la UE mediante la concepción de una estrategia legislativa y posteriormente la planificación, coordinación y dirección de intervenciones ante autoridades y dirigentes políticos. Estos esfuerzos se combinan con la formación de equipos entre el personal y los miembros del cliente en toda la Unión, así como la constitución de coaliciones con otros sectores.

En un entorno europeo cada vez más complejo, cada situación es única. Los distintos sectores o empresas presentan diferentes grados de exposición a la legislación de la UE y diferentes niveles de representación ante esta. Muchos de ellos tienen dificultades para adaptar sus procedimientos, presupuestos y plantillas a las variaciones en la intensidad de las actividades de la UE.

A algunas organizaciones europeas les resulta difícil obtener apoyo de sus miembros directos e indirectos. Algunas asociaciones o empresas nacionales descubren que sus federaciones europeas se han convertido en un obstáculo para mantener buenas relaciones con las autoridades europeas.

No existe una solución uniforme. MacBrien Cuper Isnard intenta hacer frente a cada reto ofreciendo a sus clientes sus conocimientos sobre defensa de intereses sectoriales y gestión de asociaciones con un enfoque flexible y creativo obtenido a través de nuestra experiencia en cada aspecto del debate sobre políticas de la UE.