European Property Federation

EPF logo

EL AECG

El Acuerdo Económico y Comercial Global entre Canadá y la Unión Europea

El AECG concede a los sectores industrial y de servicios canadienses una libertad sin precedentes para hacer negocios en Europa. Uno de los aspectos más prometedores es la cooperación prevista desde las primeras fases del proceso normativo. La idea es que si Canadá y la UE deliberan sobre sus planes normativos y los comparan en la fase de formulación de políticas, podrían evitar normas inútilmente divergentes más adelante, las cuales a su vez provocan negociaciones, controversias y litigios innecesarios.

El AECG establece procedimientos y foros para esta cooperación, que incluyen la participación de las empresas y otras partes interesadas, para coopreración normativa en general y también para sectores específicos. Los grupos empresariales canadienses deberán posicionarse para poder participar en estos foros oficiales de cooperación legislativa, y será necesario mucho más para que esta funcione.

No resulta fácil, incluso para los grupos de interés europeos, colaborar con la Comisión Europea en la fase de formulación de políticas, antes de la presentación de propuestas legislativas. El reto será organizar un diálogo con las empresas canadienses que vaya más allá del cumplimiento formal del Acuerdo.

MacBrien Cuper Isnard cuenta con una larga experiencia para ayudar a sus clientes a colaborar con la Comisión en materia de planificación de políticas, y ocupa una posición privilegiada para guiar los intereses comerciales canadienses y coordinar el apoyo de empresas europeas y grupos de consumidores aliados, así como del Gobierno canadiense.